EL OBRERO APROBADO POR DIOS

18porque no es aprobado el que se alaba a sí mismo, sino aquel a quien Dios alaba. 2 Corintios 2:18

5Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. 2 Timoteo 2:15.

Hoy en día muchos obreros están viviendo más preocupados por ser aprobados por los hombres que por Dios, les preocupa más lo que puedan opinar de ellos si hablan sobre nuevas cosas que están ocurriendo en las iglesias, prefieren ser neutrales no estando ni a favor ni en contra, para no ser rechazados por ningún grupo. El apóstol Pablo que sabía perfectamente de lo que hablaba dice que un obrero debe ser “aprobado por Dios” la aprobación no debe ser nuestra ni tampoco necesariamente de los hombres, aunque también la hay, en toda la historia de la iglesia encontramos nombres de personajes que hoy destacan pero que en su tiempo fueron “desaprobados” por los hombres, Lutero, Wesley, Seymour, Knox, y muchísimos otros fueron señalados por hablar diferente a los de su tiempo. Un obrero aprobado es aquel que agrada al Señor antes que a los hombres. “Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo. Gálatas 1:10”

EL OBRERO SE DEJA UTILIZAR POR ELSEÑOR

20Pero en una casa grande, no solamente hay utensilios de oro y de plata, sino también de madera y de barro; y unos son para usos honrosos, y otros para usos viles. 21Así que, si alguno se limpia de estas cosas, será instrumento para honra, santificado, útil al Señor, y dispuesto para toda buena obra. 2 Timoteo 2:20

ES UN INSTRUMENTO ESCOGIDO

“15El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel; Hechos 9:15

Uno de los principios importantes a querer servir al señor, es entender que nuestra posición es solo la de instrumentos usados por Dios, esto quiere decir que estamos diseñados con un propósito específico esto es según el don que nos ha sido dado, descubrir nuestro propósito es en cierta forma simple cuando descubrimos los dones que tenemos. Además al ser instrumentos entendemos que no funcionamos por nosotros mismos, Tenemos que ser utilizados por el Señor, nuestra función se lleva a cabo cuando Él Señor actúa a través de nosotros, pero para que el don que nos ha sido dado pueda dar fruto tenemos que estar completamente unidos al Señor Juan 15. También el ser instrumentos nos demuestra que nuestra función es solo la de servicio, los instrumentos nunca se llevan la gloria, los instrumentos no son felicitados, sino el que los utiliza, “Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros 2 Corintios 4:7”. Asimismo algunos instrumentos tienen una función más importante que otros, mientras tenemos utensilios que nos gusta mostrar y presumir tenemos otros que aunque también nos son útiles, no les damos el mismo valor. Por último debemos estar en condiciones para ser utilizados limpios y en nuestro lugar.

ES UN INSTRUMENTO DE HONRA

Todos debemos buscar convertirnos en instrumentos de honra, Pablo hace una diferencia entre utensilios de oro y plata y utensilios de barro y madera, instrumentos honrosos e instrumentos viles, esto no quiere decir que algunos se salvan y otros se pierden sino mas bien quiere decir que algunos se esfuerzan por poder servir al Señor con excelencia, es lamentable saber que aun hay creyentes que no consideran importante el poder superarse tanto espiritual como humanamente, esto por supuesto afecta en gran manera a la iglesia, debido que somos precisamente nosotros quienes reflejamos a Cristo, para poder servir al Señor de manera más excelente debemos limpiarnos de “algunas cosas” (2 Timoteo 2:21) que nos pueden estorbar en nuestro servicio, pero ¿de qué cosas tenemos que limpiarnos?, para esto ponemos atención en los versículos anteriores. “Recuérdales esto, exhortándoles delante del Señor a que no contiendan sobre palabras, lo cual para nada aprovecha, sino que es para perdición de los oyentes. 15Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. 16Mas evita profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y más a la impiedad.” Pablo hace mucho énfasis principalmente en el carácter.
Una de las cosas de las que se tiene que limpiar un buen obrero es de la contienda, muchos cristianos no se miden a la hora de discutir un asunto, pelean asuntos totalmente sin importancia, que no lleva a ningun lado, prefieren ganar una discusion y perder un oyente, cuando la Biblia menciona aqui oyente se refire directamente a la oveja, al nuevo creyente que es influenciado por el mal ejemplo del hermano pendenciero, cuando Pablo dice que no deben discutir sobre palabras, se refiere al termino griego "logos", lo cual significa que no debieran de discutir sobre asuntos relacionados con la Escritura, esto no significa que debamos dejar pasar por alto las interpretaciones erroneas, sino que como ya lo hemos dicho hay asuntos por los cuales no vale la pena discutir.

CARACTERISTICAS DEL OBRERO APROBADO

Sirve con amabilidad

24Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, Sino amable para con todos, (2Timoteo 2:24)

Hoy en día evaluamos a los servidores de Dios por las cosas que realizan, los milagros, las sanidades, la unción, el crecimiento etc., y olvidamos que un buen ministerio se evalúa en el carácter, en este caso la amabilidad, las personas ásperas y groseras no tienen parte ni suerte en el ministerio, los creyentes orgullosos y contenciosos no están destinados a crecer “Porque cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla, será enaltecido Lucas14:11” todo aquel a quien el Señor eleva a puestos de liderazgo es porque se han humillado.

Sirve enseñando

Apto para enseñar, (v.24)

Si bien no todos los creyentes tienen el don de la enseñanza, todos debemos enseñar en cierto grado, enseñar proviene de señalar, de mostrar la señal, por lo tanto es necesario que cada servidor aprenda a guiar a otros en el discipulado, un buen servidor no es aquel que hizo muchos servicios sino aquel que formo muchos servidores, el impacto de nuestro trabajo no se muestra por las cosas que hacemos sino por aquellos en que influimos. El Señor Jesús fue maestro no solo por las muchas enseñanzas que dio, sino por la manera en que se reprodujo en sus discípulos.

Ahora bien en lo que a enseñanza se refiere hoy en día enfrentamos un gran reto todos aquellos que comunicamos la palabra de Dios, vivimos en un mundo modernizado que exige más que un simple sermón, necesitamos llevar nuestros mensajes a un lenguaje más actualizado, hoy más que antes están siendo alcanzados personajes de alto nivel social, político, y educativo, ya para que puedan ser tocados por el Señor necesitamos ponernos a un alto nivel pero en lo espiritual.

Sirve sufriendo

Sufrido;(v.24)

Porque por amor de ti he sufrido afrenta; Confusión ha cubierto mi rostro. Salmo 69:7

“mejor es el sufrido de espíritu que el altivo de espíritu Eclesiastés 7:8

Hay muchas cosas en las que podemos aprobar cuando estamos tratando de servir en la obra, podemos aprobar pruebas en institutos y seminarios incluso obtener las mejores calificaciones, pero aunque tengamos esos logros si en el momento que ejercemos el ministerio no podemos perdonar a hermanos que nos hieren, o lo que es aun peor ni siquiera hemos perdonado a nuestros padres por daños que nos hicieron en nuestra infancia, definitivamente no estamos aprobados. Una señal de alguien que está dispuesto a servir se puede observar en la condición de su corazón, debe ser un corazón sano, libre de rencores y odio, dispuesto a soportar las dificultades del ministerio. Para ser aprobado debemos tener en cuenta que no será fácil, nos criticaran, juzgaran, insultaran, y calumniaran, podemos no ser aprobados por los hombres pero si lo seremos por Dios.

Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Más si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios. 1 Pedro 2:20

Sirve liberando

25que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, 26y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.

No hay duda que hoy en día uno el llamado hacia la liberación es mucho más fuerte, la iglesia a medida que avanza, y se fortalece, lo está haciendo cada día con más autoridad, la lucha por quitarle al diablo el control es más intensa, somos llamados a liberar desde la vida de una persona hasta el territorio de una ciudad a través de la guerra espiritual. En este versículo Pablo se refiere principalmente al no convertido pues hay que llevarlo al arrepentimiento y al conocimiento de la verdad, la cual un creyente ya conoce, una de las maneras en las que el evangelismo está dando resultados es a través de la batalla por liberar las vidas de la ceguera que tienen, “4en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. 2 Corintios 4:4” y solo con mansedumbre podemos hacer que las personas puedan escapar del lazo del diablo en el que están cautivos.
Cuando cumplamos con esto seremos verdaderos obreros aprobados por Dios.